domingo, 30 de septiembre de 2007

ALPARGATAS SÍ, CINE NO

Empieza una semana decisiva, empezamos el último off-line, la versión definitiva en cuanto a montaje de imagen de Stephanie. Voy a hacer cambios importantes. Quizás haya que sacar toda una secuencia, un día entero de trabajo, que en un rodaje de ocho jornadas es muchísimo. Tampoco estoy sacrificando a la reina (sin alusiones a nadie), es sólo un alfil o una torre, que suma piezas pero está entorpeciendo la partida. Lo que me da cierta tranquilidad es que los cambios que le hice al comienzo de la película en enero fueron unánimemente bien recibidos, y los que le voy a hacer al final están en esa línea. Creo que voy a poder acortar un poco más la parte del medio (un mediocampo lento que se repite lateralizando) y con los nuevos diálogos va a ser más llevadera, pero es claramente lo peor de la película: el experimento de la repetición no resultó, y como no hay progresión dramática ni conflicto entre los jugadores, las improvisaciones, que son bien recibidas como actuación por su naturalidad, quedan en el aire y no despiertan gran interés. Lo que no termino de entender muy bien, es porqué no se cuestionan con el mismo rigor las películas que son de punta a punta así. Incluso a veces se pondera justamente el hecho de que no tengan ni progresión ni conflicto, un detalle que para algunos es un signo de contemporaneidad, la nueva manera de épater le bourgeois, que se levanta de su butaca en medio de la proyección para nunca más volver (lo que me parece que los mentores del nuevo cine de arte no captan es que el bourgeois se va porque está aburrido, no espantado). Quizás sea porque Stephanie coquetea con el thriller psicológico y hacer equilibrio en el borde de un género genera (vale la cacofonía y la redundancia) una expectativa que al no concretarse frustra, algo que no sucede de entrada con las propuestas del cine que Hitchcock llamaba "fotografías de gente hablando". Quizás los géneros sean como las fuentes de la Plaza de Mayo y haya que meter las patas sin asco. Yo prefiero seguir bordeándolas aunque la intelligentzia nunca se encariñe conmigo ni me diga "mi grasita, sos de los nuestros".

2 comentarios:

fhwarrior dijo...

alpargatas si, armani no......como dijo el sabio Jim Morrison en "Waynne Worlds 2": " si los convocas, ellos vendrán"....

saluti
FH

Maxi dijo...

Claro que van a venir, y yo voy a terminar gritando como Kevin Mc Carthy: They're here already! You're next! You're next, You're next...

Gracias por el comment